Vés al contingut

Jeff Foster
Jeff Foster

Tota la teua vida apunta cap a la teua absència.

I encara el més intens dels patiments assenyala la absència d'algú que patisca.

No hi ha, en el centre del patiment, en el nucli mateix del patiment més intens, ningú que patisca. Àdhuc el mateix patiment apunta cap a l'absència d'una persona separada i sòlida. Açò pot ser molt difícil d'entendre. Presta, doncs, molta atenció.

llegir més

 

Mariposa en una mano abierta
Mariposa en una mano abierta

Hay veces que la vida cotidiana, los aspectos temporales de esto que llamamos realidad, consiguen sacarme de mi centro rompiendo mi paz. En esos momentos busco mi centro y mis referencias en la lectura de textos advaitas. Uno de mis autores preferidos es Jeff Foster por su poesia, por la lírica que pone en sus descripciones. Y entre sus libros tengo una inclinación especial por "Enamórate del lugar en que estás". Lo suelo abrir al azar cualquier texto suyo me suele ser útil.
Hoy en un momento de zozobras y dudas, de desorientación y, con un sentimiento de derrota. Abro el mencionado libro en el capítulo de marzo y dice así:

...continua llegint "Amor universal"

Biografía

Jeff Foster
Jeff Foster

En 2001 Jeff Foster es va llicenciar en Astrofísica per la Universitat de Cambridge. Uns anys després, després d'un llarg període de depressió i malaltia, es va obsessionar amb la idea d'il·luminació espiritual, i es va embarcar en una intensa cerca espiritual de la veritat última de l'existència, que conclouria uns anys més tard en aconseguir veure amb claredat la naturalesa no-dual de tot i que l'única cosa que existeix és la Unitat.

Gràcies a la claredat d'aquesta visió, va descobrir l'extraordinari en l'ordinari i la vida va tornar a ser com sempre havia sigut: espontània, prístina, alegre i plenament viva.

En l'actualitat, Jeff Foster organitza trobades i retirs en el Regne Unit i Europa, en els quals aborda clara i obertament qüestions com les frustracions de la cerca espiritual, la naturalesa de la ment i la Claredat present en el centre de tot. Ajuda a les persones a descobrir el que realment són, més enllà de tots els pensaments i judicis sobre si mateixos, fins i tot enmig de la tensió i la lluita de la vida moderna i les relacions íntimes.

El seu plantejament, independent i replet d'humor i de compassió, arruïna tota esperança en una il·luminació futura i ens descobreix el despertar que, des de sempre i per sempre, està present en les nostres vides. Ell creu que la llibertat és el dret de naixement de tot el món. No pertany a cap tradició o llinatge, i el seu ensenyament és accessible a tots.

Bibliografía en castellà

Más allá del despertar

El final de la búsqueda espiritual
Ediciones Kairós

Una ausencia muy presente

La liberación en la vida cotidiana
Ediciones Kairós

La revelación de la Unidad

Ediciones Trompa de elefante

La vida sin centro

Despierta del sueño de la separación
Ediciones Trompa de elefante

La más Profunda Aceptación

Despertar radical en la vida ordinaria

Editorial Sirio

Enamórate del Lugar en Que Estás

Sirio Editorial

La Senda del Reposo

Descubrir el valor necesario para amarlo todo

Sirio Editorial

de Jeff Foster

Una ausencia muy presente
Una ausencia muy presente

 

Yo no soy ningún maestro. Yo no tengo nada de lo que tú carezcas. Yo no soy, en modo alguno, especial. Eso es todo lo que quiero decir.

Si tuviera que dar un nombre a lo que estamos haciendo, diría que estamos departiendo amablemente. Estamos charlando, abierta y amablemente, de algo que sabemos muy bien, de algo que conocemos íntimamente. En realidad, no podría decirte, sobre esto, nada que tú ya no supieras.

De hecho, siempre lo has sabido. Yo sólo te lo recuerdo.

Hay quienes hablan del reconocimiento o de la resonancia que experimentan cuando leen o escuchan palabras que brotan de la Claridad. Esa resonancia está más allá de nuestro intelecto y de nuestra comprensión, y trasciende por completo nuestra mente pensante. De esa resonancia, precisamente, quiero hablar en este libro.
Siempre es posible que, en medio de esa resonancia, resplandezca algo nuevo.
Todas estas palabras apuntan, de hecho, a una iluminación que se encuentra más allá de la comprensión y a un reconocimiento que trasciende el pensamiento. Todas esas palabras apuntan, en suma, a una abertura a algo extraordinario –aunque simultáneamente ordinario– que siempre quedará más allá de la comprensión de nuestra mente.

* * *

Cuando hablamos de no-dualidad solemos recurrir a metáforas y paradojas, porque las palabras, que fragmentan y dividen, se quedan muy cortas cuando apuntan a algo vivo y total. Ése es, en suma, un empeño tan imposible y condenado al fracaso como tratar de coger agua con una red.

Son muchas las paradojas y contradicciones que el lector descubrirá a lo largo de este libro. Pero la mente que se empeña en comprender intelectualmente todas estas palabras acaba completamente confundida. Ese desesperado empeño se deriva de la creencia de que, cuando comprenda, podrá poseer y, cuando posea, podrá controlar.
La mente quiere controlarlo todo. ¡Ha pasado los últimos millones de años
controlándolo todo y no parece dispuesta a renunciar tan fácilmente a ello! No trates de entender este libro. Ábrete tan sólo a la posibilidad de que la iluminación aparezca. Sumérgete sencillamente en las palabras. Zambúllete en su presencia. Si algunos de los conceptos presentados aquí te parecen difíciles será porque lo son. No en vano desafían cualquier idea que tengas sobre la espiritualidad,
sobre la vida, sobre el mundo y sobre ti mismo. No es de extrañar que sientas que algunas de estas palabras amenazan tu sensación de identidad, la idea que tienes de ti y de la verdad.

Ábrete a esta otra posibilidad. Pero debes saber que, quien ha escrito este libro, es el mismo que lo está leyendo. Debes saber que, si hay algo en este libro que te parezca difícil, cruel o poco cuidadoso, no era ésa mi intención. En modo alguno he pretendido provocarte o molestarte. Lo único que quiero es compartir contigo la posibilidad de un amor absoluto e incondicional.
Este libro ha brotado de la nada en medio de tu sueño para recordarte algo que sabías desde siempre.

* * *

Pero no son sólo las palabras de este libro las únicas que tratan de transmitir este mensaje. No son sólo estas palabras las que tratan de expresar lo inexpresable. Todo está haciendo lo mismo. Literalmente todo lo que te rodea es, de hecho una manifestación perfecta de la liberación. La expresan los olores, los sonidos, el ruido del tráfico y el movimiento. Todo está expresándolo, todo es una expresión de esto que, pese a estar en todas partes, resulta invisible. Ésa es la gran broma cósmica.
No conviene, pues, que te identifiques demasiado con las palabras pronunciadas en este libro. Esas palabras, a fin de cuentas, no son más que un fragmento provisional de la danza de la vida, simples olas en la superficie del Ser.

Quizás, si lees con un espíritu, con una mente y un corazón abiertos, si estás abierto a otras posibilidades, posibilidades que parecen contradecir todo lo que nos han enseñado, algo de lo que aquí digamos resuene en tu interior. Quizás, si hay una abertura, reconozcas algo, veas algo o se desvanezca algo.

Pero, si lees este libro con la mente o el corazón cerrados, es muy posible que acabes frustrado y decepcionado. Porque quizás, en tal caso, te identifiques tanto con las palabras que llegues a olvidar aquello a lo que apuntan. Y, si ése fuera el caso, te sugeriría que abandonases provisionalmente la lectura y no la reanudaras hasta que tu corazón y tu mente se abriesen.

* * *

Pero quisiera empezar advirtiéndote que éste no es un libro de autoayuda. No es un libro que verse sobre el modo de arreglar problemas. No tiene nada que ver con eso, ni siquiera ha sido escrito para que te sintieras mejor con tu yo imaginario.

Este libro gira en torno al hecho de ver, una palabra cuyo significado encierra todo lo que aquí tratamos de comunicar. Ver, para empezar, que tus problemas nunca fueron tuyos; ver que jamás fue necesario arreglar tu vida y ver también, por último, que ni un solo momento has estado separado de la Vida.

Aquí y ahora sólo existe esto, algo tan completo que es imposible de mejorar. Lo que buscabas siempre ha estado frente a ti… aunque ciertamente no tuviese el aspecto que esperabas.

Todas éstas, como ves, son buenas noticias. Como dijo Jesús, «Uno tiene que perder su vida para salvarla» y, en palabras del profeta Mahoma, «Si mueres antes de morir, desaparecerá la muerte». Lo único que queda, cuando el buscador se desvanece, es el amor.

Da la bienvenida, si estás abierto y dispuesto a escuchar y a soltar, a esta “revolución silenciosa de la espiritualidad”.


Texto extraído del libro "Una ausencia muy presente" de Jeff Foster


Una ausencia muy presente
Una ausencia muy presente

Este libro lo puede conseguir en Llibreria Les Paraules haciendo clic aquí.

Sin razón aparente
empecé a saltar como un niño
y, sin razón aparente, me subí a una hoja
que llegó tan lejos que besé los labios del sol
y me disolví.

Hafiz Shirazi (1325-1389), poeta persa.

Más allá de las ideas. Rompiendo límites
Más allá de las ideas. Rompiendo límites

No soy ningún Maestro

Yo no soy ningún maestro. Yo no tengo nada de lo que tú carezcas. Yo no soy, en modo alguno, especial. Eso es todo lo que quiero decir.

Si tuviera que dar un nombre a lo que estamos haciendo, diría que estamos
departiendo amablemente. Estamos charlando, abierta y amablemente, de algo que sabemos muy bien, de algo que conocemos íntimamente. En realidad, no podría decirte, sobre esto, nada que tú ya no supieras.

De hecho, siempre lo has sabido. Yo sólo te lo recuerdo.

Resonancia

Hay quienes hablan del reconocimiento o de la resonancia que experimentan cuando leen o escuchan palabras que brotan de la Claridad. Esa resonancia está más allá de nuestro intelecto y de nuestra comprensión, y trasciende por completo nuestra mente pensante. De esa resonancia, precisamente, quiero hablar en este libro.

Siempre es posible que, en medio de esa resonancia, resplandezca algo nuevo. Todas estas palabras apuntan, de hecho, a una iluminación que se encuentra más allá de la comprensión y a un reconocimiento que trasciende el pensamiento. Todas esas palabras apuntan, en suma, a una abertura a algo extraordinario –aunque simultáneamente ordinario– que siempre quedará más allá de la comprensión de nuestra mente.

* * *

Palabras

Cuando hablamos de no-dualidad solemos recurrir a metáforas y paradojas, porque las palabras, que fragmentan y dividen, se quedan muy cortas cuando apuntan a algo vivo y total. Ése es, en suma, un empeño tan imposible y condenado al fracaso como tratar de coger agua con una red.

Son muchas las paradojas y contradicciones que el lector descubrirá a lo largo de
este libro. Pero la mente que se empeña en comprender intelectualmente todas estas palabras acaba completamente confundida. Ese desesperado empeño se deriva de la creencia de que, cuando comprenda, podrá poseer y, cuando posea, podrá controlar. La mente quiere controlarlo todo. ¡Ha pasado los últimos millones de años controlándolo todo y no parece dispuesta a renunciar tan fácilmente a ello!

No trates de entender este libro. Ábrete tan sólo a la posibilidad de que la
iluminación aparezca. Sumérgete sencillamente en las palabras. Zambúllete en su
presencia. Si algunos de los conceptos presentados aquí te parecen difíciles será
porque lo son. No en vano desafían cualquier idea que tengas sobre la espiritualidad, sobre la vida, sobre el mundo y sobre ti mismo. No es de extrañar que sientas que algunas de estas palabras amenazan tu sensación de identidad, la idea que tienes de ti y de la verdad.

Ábrete a esta otra posibilidad. Pero debes saber que, quien ha escrito este libro, es
el mismo que lo está leyendo. Debes saber que, si hay algo en este libro que te
parezca difícil, cruel o poco cuidadoso, no era ésa mi intención. En modo alguno he
pretendido provocarte o molestarte. Lo único que quiero es compartir contigo la
posibilidad de un amor absoluto e incondicional.

Este libro ha brotado de la nada en medio de tu sueño para recordarte algo que
sabías desde siempre.

* * *

Pero no son sólo las palabras de este libro las únicas que tratan de transmitir este
mensaje. No son sólo estas palabras las que tratan de expresar lo inexpresable. Todo está haciendo lo mismo. Literalmente todo lo que te rodea es, de hecho una
manifestación perfecta de la liberación. La expresan los olores, los sonidos, el ruido
del tráfico y el movimiento. Todo está expresándolo, todo es una expresión de esto
que, pese a estar en todas partes, resulta invisible. Ésa es la gran broma cósmica.

No conviene, pues, que te identifiques demasiado con las palabras pronunciadas en este libro. Esas palabras, a fin de cuentas, no son más que un fragmento provisional de la danza de la vida, simples olas en la superficie del Ser.

Quizás, si lees con un espíritu, con una mente y un corazón abiertos, si estás abierto a otras posibilidades, posibilidades que parecen contradecir todo lo que nos han enseñado, algo de lo que aquí digamos resuene en tu interior. Quizás, si hay una abertura, reconozcas algo, veas algo o se desvanezca algo.

Pero, si lees este libro con la mente o el corazón cerrados, es muy posible que
acabes frustrado y decepcionado. Porque quizás, en tal caso, te identifiques tanto con las palabras que llegues a olvidar aquello a lo que apuntan. Y, si ése fuera el caso, te sugeriría que abandonases provisionalmente la lectura y no la reanudaras hasta que tu corazón y tu mente se abriesen.

* * *

Aquí y ahora

Pero quisiera empezar advirtiéndote que éste no es un libro de autoayuda. No es un libro que verse sobre el modo de arreglar problemas. No tiene nada que ver con eso, ni siquiera ha sido escrito para que te sintieras mejor con tu yo imaginario.

Este libro gira en torno al hecho de ver, una palabra cuyo significado encierra todo
lo que aquí tratamos de comunicar. Ver, para empezar, que tus problemas nunca
fueron tuyos; ver que jamás fue necesario arreglar tu vida y ver también, por último, que ni un solo momento has estado separado de la Vida.

Aquí y ahora sólo existe esto, algo tan completo que es imposible de mejorar. Lo que buscabas siempre ha estado frente a ti… aunque ciertamente no tuviese el aspecto que esperabas.

Todas éstas, como ves, son buenas noticias. Como dijo Jesús, «Uno tiene que perder su vida para salvarla» y, en palabras del profeta Mahoma, «Si mueres antes de morir, desaparecerá la muerte». Lo único que queda, cuando el buscador se
desvanece, es el amor.

Da la bienvenida, si estás abierto y dispuesto a escuchar y a soltar, a esta
“revolución silenciosa de la espiritualidad”.

Texto extraído del libro "Una ausencia muy presente" de Jeff Foster

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies